Siglo XVI

Primera mención a perros de presa en Canarias

En los Acuerdos del Cabildo de Tenerife, en las Ordenanzas de Tenerife, y en los Acuerdos del Cabildo de Fuerteventura, a partir del siglo XVI, se habla, entre otras razas caninas, de perros de presa. Lo más lógico es pensar que este can fue introducido en Canarias por los conquistadores y colonos españoles. Luego, con el tiempo y el aislamiento, pudo derivar en una raza completamente diferenciada. Cabe pensar también en la posibilidad de que, por influencia de otros perros de presa traídos de otras partes, su tipología fuera modificada en alguna medida. Lo cierto es que este can de presa, de voluminoso cuerpo y cabeza, algo linfático, y de extraordinario temperamento, se le vino utilizando en el Archipiélago Canario para la guarda de las haciendas, para el cuidado del ganado vacuno y como auxiliar de carnicero en el sacrificio de las reses.

Finales del siglo XIX

Origen del perro de presa moderno

En su evolución, a partir de finales del siglo XIX, lo que podríamos considerar el perro de presa moderno, se perfila desde el punto de vista racial, con influencia del Perro de Ganado Majorero, o Bardino Majorero, que es el que le confiere esa característica tan peculiar que hace que el Perro de Presa Canario se diferencie de las restantes razas molosoides.

Principios del siglo XX

Comienza la afición a las peleas de perros

Las peleas de perros datan de principios del siglo XX. En Canarias se denominaban “pechadas”.

Las peleas de perros eran una afición del pueblo llano, de la gente sencilla, del medio rural y de los barrios marginales de las ciudades, poco populosas si las comparamos con las de nuestros días. Y no vaya a pensarse que eran tan numerosos los peleadores de perros, ni los perros de pelea. Las familias humildes, de medios económicos muy menguados, se alimentaban con serias dificultades, y más entonces que el índice de natalidad era mucho más elevado que en nuestros días.

Años 1940

Prohibición de las peleas de perros en Canarias

Las peleas, o pechadas se prohíben a mediados de la década de los 40. Poco a poco declina la afición, hasta tal punto que desaparecen, en la práctica, lo mismo que los perros tipo presa, que no eran otra cosa que producto de cruces entre Bulldog Inglés, Dogo Alemán, Perro de la Tierra (Gran Canaria), que era un can de ganado, cuyo origen hay que buscarlo en la España peninsular, Perro Majorero –del mismo tronco–, y Mastín Español.

Años 1970

Renace la afición por las peleas de perros

1978

Publicación del primer proyecto de estándar en la revista Doggie People.

A fines de la década de 1970, Manuel Curto Gracia, autor del libro “Perro de Presa Canario” plasmó en palabras el primer estándar del Perro de Presa Canario para un artículo publicado en la revista Doggy People. Un estándar de raza es una descripción en palabras de cómo debería ser el representante ideal de una raza determinada. Este primer estándar era simple y se basaba en las descripciones de la presa proporcionadas por los veteranos que conocían a los perros en las Islas Canarias más algunas dimensiones específicas, tamaño y peso, basadas en el primer perro de presa del autor (un perro llamado Boby). Boby, criado por Don Manuel Alemán, de Arucas, era un perro típico de la época, de peso y altura moderados, de pelaje ligero atigrado y soberbio temperamento.

Año 1982

Fundación del Club Español del Perro de Presa Canario

A pesar de la falta de ejemplares suficientes en aquella época, se funda el Club Español del Perro de Presa Canario. Juan Quevedo Martinón como Presidente, Manuel Martín Bethencourt como secretario y estatutos redactados por José Enrique García

Año 1983

Se funda el Club del Perro de Presa Canario de Las Palmas de Gran Canaria

18 de octubre de 1986

Primera muestra regional del Perro de Presa Canario ya fue

Página 111

18 de abril de 1989

Creación del primer estándar de la raza

Basándose en en el proyecto de estándar redactado por Manuel Curtó en 1978, haciendo algunos retoques, se elabora un nuevo estándar, el cual se envía a la Sociedad Canina de Canarias el 18 de abril de 1989

29 de abril de 1989

Registro de raza en Las Palmas de Gran Canaria

Página 193

13 de mayo de 1989

Exposición canina

Página 207

21 de mayo de 1989

Modificación del estándar del Perro de Presa Canario

Debido al descontento general ante el primer Registro de Raza celebrado en Las Palmas de Gran Canaria el 29 de abril de 1989, se reúnen el presidente y el secretario del Club de Perros de Presa Faycán, el presidente y el secretario del Club de Perros de Presa Canarios (ambos de Gran Canaria ), don Clemente Reyes Santana, como independiente por Gran Canaria, el presidente y el secretario del Club Español del Perro de Presa Canario, con sede en Tenerife, y Manuel Curtó Gracia como independiente por Tenerife. El nuevo estándar del Perro de Presa Canario fue fruto del entendimiento entre todas las partes el 21 de mayo de 1989, durante dos sesiones de 4 horas cada una. Este nuevo estándar difiere sustancialmente del redactado anteriormente, tanto en la parte histórica como en la parte descriptiva del animal. Además, en esta nueva versión, se incluye la capa negra Este estándar se dijo en su momento que sería el que se presentaría a la FCI para el reconocimiento Oficial Internacional del Perro de Presa Canario

1990

Fundación del NPPCC por Richard Kelly

El Club Nacional Perro de Presa Canario (NPPCC) fue fundado en 1990 por Richard G. Kelly y su familia. La misión del club era presentar esta nueva raza rara, el Presa Canario, a aquellos entusiastas que entendían y podían apreciar los muchos atributos de este magnífico guardián. Con suerte, alentar a los posibles criadores a propagar esta especie de acuerdo con el “Código de Ética” de los clubes y proporcionar un registro de raza para todos los perros Presa Canario certificados. El objetivo final de la NPPCC era lograr el reconocimiento de la raza por uno de los dos principales registros de perros, el American Kennel Club (AKC) o el United Kennel Club (UKC).

10 de diciembre de 1991

Publicación del libro “El Perro de Presa Canario, su verdadero origen”

Primer libro que habla sobre la raza, “El Perro de Presa Canario, su verdadero origen” es una obra producto de la recopilación y desarrollo de diversos artículos publicados a lo largo de los años por el autor y criador Manuel Curtó Gracia en el periódico El Día, revista Doggy People, Mundo del perro y Todo Perros. 

Es un libro bastante peculiar incluso dentro del mundo de la literatura. 253 páginas recogen historia, entrevistas, críticas y opiniones sobre todos los acontecimientos relevantes que trazaron el camino del Perro de Presa canario desde sus orígenes hasta la publicación del libro.

25 de diciembre de 1999

Ley de PPP (Perros potencialmente peligrosos)

La ley de Perros Potencialmente Peligrosos fue redactada apresuradamente y sin asesoramiento para acallar la inseguridad ciudadana tras la muerte de varios niños por agresiones de perros

A finales de los años noventa dos sucesos conmocionaron especialmente a la opinión pública. En Mallorca un perro estaba dentro de su casa, unos niños pasaron por allí y el animal salió, los persiguió y mató a uno de los pequeños de cuatro años. El segundo fue en Valencia, una niña estaba en su jardín con el perro de la familia y sin saber por qué, este se abalanzó sobre la pequeña y la agredió de tal manera que falleció casi en el acto. Los dos casos fueron el detonante de movimientos en la calle pidiendo y de la respuesta a toda prisa de los políticos, sabedores de que no hay mejor forma de conseguir votos que contentar a ciudadanos enfadados y acallar las protestas.

Antes de que tuviese forma este proyecto, el Ministerio de Agricultura a través de Montserrat Castellanos, jefa de la sección de Ganado Equino y Bovino, contactó con Manuel Martín Rodríguez, presidente de lo que entonces se llamaba: Real Sociedad Canina de Fomento de las Razas Caninas en España, la RSCE, pidiéndole información sobre “razas de presa”.

Martín respondió, con una carta fechada el uno de febrero de 1999, enviando información de su base de datos sobre un listado de 14 razas que calificaba como de presa: dóberman, dogo argentino, fila brasileiro, bóxer, rotwweiler, dogo de burdeos, presa mallorquín, presa canario, bullmastiff, mastín napolitano, dogo del Tíbet, bull terrier, Stafford Bull Terrier, american Staffordshire terrier. Sobre el Pitt Bull dijo desconocer la raza porque no estaban afiliados a la RSCE.

4 de junio de 2001

Reconocimiento a título provisional por la FCI y cambio de nombre a Dogo Canario

1 de enero 2002

Fundación del UPPCC

Para seguir avanzando en los objetivos del club, patrocinó la transformación de su registro y membresía en una nueva organización. En enero de 2002, se formó el nuevo club y ahora se conoce como “United Perro de Presa Canario Club” (UPPCC). Con la inducción de los oficiales y directores del club, sus misiones fueron ayudar a proporcionar un lugar donde los propietarios de Presa Canario pudieran competir con sus perros en eventos de “Conformación, tracción, agilidad, obediencia y protección”, y brindar la oportunidad de registrar a sus perros, con el registro específico de raza más grande (UPPCC), así como con los programas UKC y AKC / FSS.

1 de enero de 2003

Reconocimiento por el UKC

Desde enero del 2003, el United Kennel Club ha reconocido oficialmente a la raza Presa Canario por su nombre histórico “Perro de Presa Canario” y colores atigrado, leonado y negro. El UKC hizo algunas modificaciones al estándar del Perro de Presa Canario. UKC acepta el American Kennel Club, el Canadian Kennel Club, el Kennel Club (de Gran Bretaña), el Field Dog Stud Book, el United Perro de Presa Canario Club, los perros registrados de Irema Curto y cualquier registro afiliado de la Federación Cynologique Internationale.

4 de julio de 2011

Reconocimiento a título definitivo por la FCI

1 de enero de 2004

Aceptación del Perro de Presa Canario por el AKC

Complete the form to register your kennel.

If you are a breeder and want to start registering your dogs with Blockgrees, you must first register your kennel.